Noticias VoxPrima

Entrevista a Judit García

La escuela Ágora es uno de los centros que ha implantado de manera progresiva la PictoEscritura en todas las aulas de Primaria. Los niños y niñas que han seguido este método han desarrollado su creatividad, han aprendido a trabajar en equipo, a escuchar a los demás, a respetar todas las ideas y escribir siguiendo una estructura. Después de dos cursos, la maestra Judit García, comparte con nosotros cómo ha sido su experiencia en el aula con esta metodología.

¿Qué te llevó a ser maestra?

Cuando llegué a Cataluña, yo tenía 8 años, tuve la suerte de tener unas maestros que me ayudaron mucho, así que yo quería ser un poco como ellas. Para mí, venir a la escuela cada día es mantener esa parte de niño siempre presente, despierta e ilusionada.

¿Crees que tu manera de dar clase ha cambiado después de poner en práctica la PictoEscritura?

Con este método he redescubierto el dibujo como herramienta de trabajo: el resultado es satisfactorio, ya que los alumnos lo ven como una forma natural de expresarse y la motivación está asegurada. El PictoEscritura es un puente de comunicación muy potente entre maestros y alumnos.

¿Qué cambios has visto a los alumnos tras la PictoEscritura?

Los alumnos han ganado seguridad a la hora de hablar y exponer sus ideas al grupo. Ante las opiniones de otros compañeros se muestran más respetuosos, entienden que todas las opiniones son válidas. Personalmente, creo que se han convencido de que son creativos y nos lo quieren mostrar.

¿En qué crees que puede ayudar a la PictoEscritura a los niños y niñas de cara a su futuro?

El hecho de que la PictoEscritura potencie el trabajo en grupo, la escucha activa, el compartir ideas, la negociación, el sentido crítico, la colaboración … Serán herramientas que les acompañarán positivamente en adelante. Si añadimos que los alumnos deben escribir partiendo de un interés tan estimulante como es una historia creada por ellos, incorporan además el placer de leer y de escribir. Y cuando más lo hacen, mejor salen.

¿Piensas que la PictoEscritura propone una nueva manera de entender la educación? ¿Ha cambiado tu manera de dar clase?

La PictoEscritura abre la mirada a todos los alumnos a nadie deja excluido ni al margen. Este hecho hace que todos se puedan sentir partícipes de su propio proceso de aprendizaje, atienden las diferentes singularidades. Posiblemente ahora hablo menos yo y hago las preguntas más ajustadas y adecuadas para que los alumnos saquen sus propias conclusiones. Y, sobre todo, nos reímos mucho.

PictuWriting Programs

During the school year, VoxPrima is offering workshops in PictuWriting, a method that allows teachers to teach English while stimulating students’ creativity.

The in-classroom workshops are led by native English-language writers and illustrators, so that the students can experience first-hand the process of creating and publishing a book-. Their book.

We’ve just started a PictuWriting program with the 5th grade class at Angel Baixeras School in Barcelona. The American writer and journalist Judy Cantor and the illustrator Luisa Vera led our first creative session. We asked the children to imagine the people who would be in line to get on board a cruise at the Barcelona harbour. We thought that the kids would create a community of people who would start a journey together, whose many stories would fill the deck of the ship. But from the very beginning, the class decided that it was a dark night, and only one family showed up at the boat: 7-year-old-girl Pippi Delpino and her parents. A robot, a two headed-cyborg witch and a family of sharks are waiting to receive them on the boat. The students will decide what happens next. It’s wonderful to create situations where everyone learns, especially the adults!

Semana de PictoEscritura con Culturnautas

Este julio VoxPrima participó en el Casal de verano del CCCB y ¡fue una experiencia muy motivadora!

Dos grupos de 25 niños de diferentes edades crearon e interpretaron su propia historia. Los más pequeños, de entre 5 y 8 años, hicieron un libro a partir de una lluvia de ideas con la ayuda de la ilustradora África Fanlo y la escritora Anna Fernández. El título lo dice todo “La gran escapada”, una historia de aventuras emocionantes.

Los mayores, de entre 9 y 15 años, acompañados del ilustrador Miguel Gallardo y la escritora Roser Ballesteros, se inspiraron en el barrio del Raval para crear su propia “Rue Raval Num. 13”, una retahíla de historias y vivencias alocadas de diferentes personajes que viven en un mismo edificio.

Un “Cupido” del siglo XXI, Charlie, que es un fantasma desentrenado, el viejo Teo gruñón, una cabra esclavista o 200 dragones chocolateros, son sólo algunos de los personajes que surgieron de su imaginario durante esta semana…

Y todo ello con la colaboración de Ana Casas, profesional de las artes escénicas, con quienes los niños jugaron e interpretaron los diferentes personajes.

En definitiva, ¡un juego creativo donde grandes y pequeños disfrutaron de lo lindo!

Los congresos de Pedagogía se interesan por el impacto de la PictoEscritura

Esta semana, la Dra. Llauradó (Institute of London – University College London) ha presentado en el  XVI Congreso Nacional y VII congreso iberoamericano de Pedagogía celebrado en la Universidad Complutense de Madrid entre los días 28 y 30 de junio, los resultados que muestran el impacto de la PictoEscritura.

En pocas palabras, estos resultados muestran que los alumnos de primaria que utilizaron la PictoEscritura para aprender a escribir producen textos más largos y de mejor calidad que los alumnos que aprenden a escribir con metodologías convencionales.

La PictoEscritura es una metodología innovadora que se hace eco del papel, cada vez más relevante, que tiene la imagen en el entorno del niño y responde a cómo este niño procesa y representa la información. La PictoEscritura incorpora el uso del dibujo en el proceso de aprender a escribir. Mediante un uso instrumental del  dibujo, el niño ve claramente qué texto funciona, cuál no y por qué. Este conocimiento es fundamental para escribir un texto de calidad.

Los resultados presentados por la Dra. Llauradó confirman que los niños pictoescritores no sólo escriben textos más largos, más informativos; sino que estructuran mejor el contenido, enlazan mejor las ideas y evitan repetirse innecesariamente o pasar de un tema a otro de forma injustificada. Son textos que fluyen y que se entienden mejor ¡Son textos que reciben buenas notas por parte de los maestros!

El modo pionero en que la PictoEscritura utiliza simultáneamente dos lenguajes, el dibujo y la escritura, en el proceso de aprender a escribir suscitó mucho interés y preguntas entre los profesionales que asistieron al congreso.

¡La PictoEscritura se ha embarcado en una nueva aventura!

Acaba de inaugurarse la exposición “Rumbo a la creatividad” en el MMB (Museo Marítimo de Barcelona). Una exposición que pone el cierre a cinco meses de trabajo por parte de los niños y niñas de 4º de la escuela Castella del barrio del Raval de Barcelona.

¡La aventura ha sido todo un éxito! 25 niños y niñas han realizado 25 maravillosos cuentos que ya podemos ver expuestos en el Museo junto a una muestra de todo el proceso de creación a partir de la metodología de la PictoEscritura. Pero, ¿cómo comenzó la aventura?

El pasado mes de enero, la clase visitó la exposición “7 barcos, 7 historias”. A partir de este momento, los alumnos se documentaron sobre el mundo de la navegación para poder crear su propia historia. Para ello, obtuvieron una ayuda muy especial: Grum, un personaje creado desde el propio Museo Marítim, estaba en constante contacto con la escuela para ayudarles en todo aquello que necesitaran o para contar diferentes aventuras relacionadas todas ellas con el mar…

Fue entonces cuando escritores e ilustradores de VoxPrima entraron en el aula para acompañar a los niños y niñas en su propia aventura de creación y escritura de un cuento. ¡Trabajo a veces duro pero siempre divertido! Y es que aprender a escribir es mucho más fácil con la PictoEscritura.

Ahora ya podemos ver el resultado en una exposición que, a parte de mostrar el proceso, pone en valor el trabajo realizado por este grupo de alumnos que, creedme, se lo merecen.

¿Cómo seremos en el futuro? Alumnos de 6º de Ciutat Vella nos lo cuentan en Programa de PictoEscritura de VoxPrima a partir de la exposición +Humans del CCCB

¿Cómo seremos los humanos en el futuro? ¿Viviremos con robots y ciborgs? ¿De qué nos alimentaremos? ¿En qué tipo de ciudad conviviremos? Estas son algunas de las preguntas que 150 niños y niñas de 6º de diferentes escuelas del distrito de Ciutat Vella de Barcelona, se plantearon tras visitar la exposición +Humans en el CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona).

El objetivo era crear un personaje suficientemente interesante para participar en una exposición en el año 2.222. Para ello, realizaron un taller fotográfico con el CCCB y el MACBA, que les ayudó a cambiar su punto de vista y a fijarse en los detalles de una localización concreta, crearon en grupos distintas visiones de una Barcelona del futuro (desde la Barcelona post-apocalíptica a una Barcelona sin contaminación) y a partir de allí crearon, cada uno de ellos, su propio personaje dándole forma a través del dibujo y vida a través de una historia.

Creado ya el personaje, quedaba todavía trabajo por hacer, pues debían diseñar su propio cartel para dicha exposición futurista. Así que tradujeron parte de su texto al inglés, diseñaron la composición y disposición de su personaje y crearon en el reverso, un cartel tipográfico con su historia.

Este es el tercer año que estos alumnos participan en el Programa de Zona de PictoEscritura de Ciutat Vella que se lleva a cabo en 6 escuelas con el apoyo del Distrito, del Centro de Recursos Pedagógicos y del Consorci d’Educació de Barcelona. Y una vez más, el resultado, tras un trimestre de PictoEscritura son 150 maravillosos personajes. Humanos, humanos con prótesis ultra-modernas, robots, ciborgs y hasta extraterrestres afincados en Barcelona. Todos ellos con vidas dispares, luchadores, con sus sueños y sus miedos…

Mar Fargas, profesora y tutora de 3º de la escuela Pere Vila, nos cuenta su experiencia tras conducir unas sesiones de PictoEscritura con sus alumnos.

¿Cómo viven los niños y niñas el proyecto de crear historias y escribirlas? ¿Pueden trabajar juntos aunque tengan diferentes niveles? 

Escribir siempre ha sido una tarea pesada. Por un lado, a los maestros nos resulta difícil plantear actividades que sean motivadoras para todos los alumnos y, por otro lado, a los niños y niñas que tienen más dificultades les cuesta interesarse en la creación de historias.
Pero después de poner en práctica la PictoEscritura, puedo afirmar que todos tienen ganas de inventar y crear; se trata tan sólo de ofrecerles las herramientas y el espacio para que puedan exteriorizarlo.

 ¿Qué crees que aporta la PictoEscritura a este proceso?

La PictoEscritura abre una puerta importantísima a la hora de enseñar y aprender a crear historias. Partimos con una gran ventaja y es que la imaginación de los niños ¡no tiene límites!
Permitir que los alumnos sean los protagonistas durante el proceso creativo, no limitarles ni encorsetarles porque en su mundo todo es posible, todo es válido. Para ellos, ésta es la mayor motivación: crear un mundo donde una gelatina puede tararear recetas, una paella puede tener ruedas y correr por la cocina o donde un helado puede llamarse Calentito.

 ¿Y a los niños, qué les aporta?

Con la PictoEscritura trabajamos valores como el de pertenecer a un grupo, el respeto a las ideas de los demás, también aprenden a estructurar sus ideas y a trabajar en equipo. Y en este torrente creativo que hace que las sesiones se desarrollen casi solas, el elemento motivador es la creación artística: unir historia e ilustración. Y el maestro, siempre en un segundo plano.

¿Cómo lo viven los alumnos? ¿Se adaptan al cambio?

Para los niños y niñas es mucho más fácil adaptarse a los cambios y más aún cuando éstos les incluyen a ellos y tienen en cuenta su opinión. De hecho, mis alumnos no sólo se han adaptado al cambio, si no que me preguntan si incorporaremos la PictoEscritura en el horario semanal como una asignatura más, como lo son el catalán, la música o el inglés. De hecho, un día que Anna de VoxPrima nos vino a ver, pusieron mesas y sillas formando un semicírculo pensando que haríamos una sesión de PictoEscritura y ¡Anna sólo venía para hacer unas fotos! 

¿Y cómo lo viven los maestros?

Al principio, estaba inmersa en un mar de dudas e incertidumbres. Pero poco a poco y gracias a la formación que recibí, todos los miedos se diluyeron.
También es cierto que la Transferencia se ha realizado con gran sensibilidad y dedicación. Me he sentido muy acompañada.

La PictoEscritura se lleva a cabo en seis escuelas públicas de Ciutat Vella con el apoyo del Distrito y del Centro de Recursos Pedagógicos del Consorcio de Educación de Barcelona, y en colaboración con los Servicios Educativos del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y la Red de Bibliotecas Públicas de la ciudad.

En este curso 2015-2016 ha empezado el proceso de transferencia de la metodología a los maestros, ahora son ellos los que conducen sesiones de creación y escritura colectiva con sus alumnos.

¡La PictoEscritura ya vuela sola!

Hace poco más de 3 años que VoxPrima llevó la PictoEscritura (PE) a las aulas de varias escuelas de Barcelona con el apoyo del Distrito y del Centro de Recursos Pedagógicos del Consorci d’Educació de Barcelona. A lo largo de este tiempo, se ha llevado a cabo la implantación del método y también se ha evaluado su impacto: ¡El éxito ha sido rotundo! Los niños se sienten motivados para escribir y ven su trabajo reconocido, los maestros se sienten más implicados en su día a día y disfrutan de la recompensa de ver a los alumnos participar activamente en clase.

La PictoEscritura (talleres de escritura creativa que incorporan la ilustración como herramienta para aprender a escribir) ha demostrado ser un método que funciona, por este motivo ya se ha empezado a hacer la transferencia a los profesores y a los equipos directivos de 6 escuelas de Ciutat Vella. De este modo, cada centro escolar podrá incoporar la PictoEscritura en el currículum y aplicarla con total autonomía.

Este traspaso está siguiendo los pasos necesarios para que el cambio de metodología se lleve a cabo con éxito:

– Seminarios con los equipos directivos que han tenido la PE en sus aulas y que aportan el  punto de vista de la escuela, así la transferencia responderá a las necesidades reales de cada uno de los centros.

-Formación a profesores en escritura creativa, lectura de imágenes y técnicas de interpretación.

-Seguimiento y acompañamientos de VoxPrima mediante una plataforma online que les ofrecerá apoyo y les aportará materiales complementarios.

En este cambio el papel del maestro es primordial pero no protagonista. El maestro se convierte en el escritor que guía y recoge las ideas de los alumnos, que les acompaña en el proceso de creación colectiva y después escribe la historia que entre todos han elaborado ¡Los únicos protagonistas son los alumnos!

Este nuevo sistema de aprendizaje no afecta sólo al área de lengua y escritura, si mo que se puede aplicar de forma transversal en todos los ámbitos de la enseñanza. El objetivo es que en las escuelas de Ciutat Vella se aplique la PictoEscritura de manera autónoma el próximo curso 2016-2017. Pronto veremos los resultados.

Gabriela y Aitana, nos hacen llegar su cuento iniciado en las sesiones de PictoEscritura de Kosmopolis

El pasado mes de marzo, dentro del Festival KOSMOPOLIS del CCCB, VoxPrima realizó entre otras actividades una serie de talleres de PictoEscritura para los niños y niñas que asistían al Festival con sus familias. Ya en casa, esas familias recibían el inicio de los cuentos realizados en dichos talleres para que pudieran terminarlos.

Este es el caso de Aitana, una niña de 3 años que participó en el taller conducido por Mireia Vidal y Germán Ycobalzeta. Aitana recibió el cuento “L’estrella perduda” y con la ayuda de Gabriela, su madre, lo finalizó.

Esta ha sido su experiencia…

Gran actividad la del taller de PictoEscritura en el que tuvimos la oportunidad de asistir. Inicialmente no estava muy convencida porque mi hija sólo tiene tres años y me parecía un poco pronto, pero tanto el proceso como el resultado han sido realmente inesperados, sorprendentes y muy enriquecedores, tanto para ella como para mí.

Para ella, ver que las historias que inventa se plasmaban en algo que se podía tocar i que podía tener como resultado un cuento (que se puede leer o mirar), ha supuesto un gran empujón para su autoestima. Está muy contenta y si antes se pasaba el día inventando cosas, ¡ahora aún lo hace más!

Personalmente, no tengo oportunidad de pasar mucho rato con mi hija entre semana, así que hemos aprovechado los fines de semana para completar la historia y hacer los dibujos. Esto nos ha permitido disfrutar de unos momentos únicos, pudiendo acompañarla en unos aprendizajes muy diferentes a los habituales. Le ha supuesto trabajar vocabulario diferente, trabajar en cooperación con otros niños y niñas con ideas diferentes teniendo que ponerse de acuerdo, favorecer su creatividad, la anticipación del resultado, el esfuerzo que le ha supuesto. ¡Todo ha sido muy gratificante y hemos pasado muy buenos momentos!

Si no hubiera estado presente en cada una de las partes del proceso, me costaría creer cual ha sido el resultado; estamos muy contentos y ella también. Muy recomendable, ¡nos hemos quedado con ganes de repetir!

Gabriela”

¡Los cursos de 3º de Ciutat Vella finalizan sus cuentos!

Más de 180 niños y niñas de 3º de primaria de diferentes escuelas de Ciutat Vella han participado en el Programa VoxPrima de PictoEscritura durante el curso 2014-2015. Con mucho esfuerzo e ilusión, todos ellos han hecho posible la creación de su propio cuento con la ayuda de un escritor y un ilustrador.

¡Es por este motivo que el equipo de VoxPrima los felicita a todos y todas!

El proceso de creación de un cuento no es sencillo; después de tres sesiones donde el grupo-clase trabaja en equipo para escoger y profundizar en los personajes y sus historias, los niños de 3º reciben un cuento que aún no está acabado. A partir de este momento y ya de forma individual, cada uno de ellos trabaja a partir de una premisa esencial:

La comprensión lectora

Entender la relación entre la escritura y la ilustración, comprender un texto para ilustrarlo correctamente, es el punto de partida básico para poder finalizar cada una de las historias ya sean de misterio, aventuras o ciencia ficción, ya que todas ella tienen cabida en el imaginario infantil. Pero el hecho que ellos las hayan creado, las hayan hecho crecer y trabajado a lo largo de varias semanas, hace que les sea mucho más fácil leer y releer hasta entender cada una de las palabras, hasta decidir qué van a ilustrar y, sobretodo por qué.

Aprendizaje y creatividad se unen y el producto final es maravilloso. Los pequeños autores se sienten orgullosos al mostrarnos sus cuentos!